Estoy orgullosa de mí misma, hoy en la grabación del programa de Psicosexual, he podido leer de un tirón el poema que había seleccionado de María Lapachet. Tras leerlo entenderéis la razón, además estaba rodeada de varios compañeros, eso sí, han habido aplausos.

Cordobesa nacida en 1978, vive y trabaja en Nueva York. Lesbiana, feminista, escritora, traductora y activista del VIH/SIDA & derechos LGBT.

Entre sus influencias … crecí leyendo los típicos libros de Barco de Vapor y a Elvira Lindo, Gloria Fuertes, Anne Sexton, Doris Lessing, Anais Nïn, Rosa Montero, Maruja Torres, Shakespeare, Gabriel García Márquez, Dorothy Parker, Shere Hite, Allen Ginsberg y Lucia Extebarria entre muchos otros. No sé hasta qué punto me influyen pero ahora estoy (re)leyendo a escritoras como Inga Muscio, Karen Brodine, Claire McNab, Katherine V. Forrest, S. Bear Bergman, Trish Shields y Leslie Feinberg. También leo a Libertad Moran o Inés Núñez por mencionar algunas españolas.

Ella y yo escuchamos a Tracy Chapman.

Puedo pasarme horas comiéndole la polla,

jugando con sus dedos y comiendo sus axilas.

Le encanta estar entre mis piernas,

besar mi clítoris, explorar con sus dedos,

hacer que le suplique que me folle,

arqueándose mi cuerpo al verla

estirándose para coger el lubricante.

Ella y yo escuchamos a Tracy Chapman.

Me dice cómo se siente, empuja su polla

más fuerte y más dentro de mí,

quiere saber qué siento,

hacer que me corra una y otra vez.

Susurra que me quiere cuando me corro,

me abraza y me dice que no le importa

si pensaba en ti mientras la tenía dentro,

si me acuesto con otras mujeres,

si escribo poemas para ellas,

porque acabo en su apartamento

cada domingo de madrugada

y escuchamos a Tracy Chapman.

Encontraréis el poema en estar en las afueras también es estar dentro de labellavarsovia (Córdoba, 2007).